Consejos para el cuidado del pie diabético

23-10-2017

La diabetes mellitus es una de las enfermedades con mayor prevalencia en los países desarrollados, tanto es así, que 150 millones de la población presentan diabetes y se prevé que en 2025 esa cifra aumente a 250 millones.

La diabetes es una enfermedad crónica que crea complicaciones a muchos niveles, pero en este artículo nos vamos a centrar en las conocidas úlceras diabéticas o síndrome de pie diabético.

Consejos para el cuidado del pie diabético

 

¿Qué es el pie diabético?

La OMS lo define como "la ulceración, infección y/o gangrena del pie asociados a neuropatía diabética y diferentes grados de enfermedad arterial periférica", y es el resultado de la interacción compleja de diferentes factores, de ahí la importancia que tiene su prevención.

¿Cómo prevenir la aparición de úlceras en el pie diabético?

  • Examinar los pies a diario

Es conocida la pérdida de la sensibilidad de los pacientes diabéticos, por tanto, es probable que pueda producirse una lesión en los pies sin que sienta dolor. Es importante revisar todos los días sus pies, para ver si hay presencia de ampollas, rojeces, hinchazón, cortes, etc.

  • Higiene diaria

Hay que lavarse todos los días los pies con agua tibia, nunca caliente. Es importante que no deje los pies a remojo en el agua. Es recomendable el uso de un jabón neutro. A la hora de secarse los pies, hay que asegurar que entre los dedos no quede restos de humedad, ya que puede provocar la aparición de hongos. Una vez secos, se recomienda aplicar un poco de crema hidratante en los pies, exceptuando el espacio entre dedo y dedo por la explicación que hemos dado anteriormente.

  • Acuda al podólogo

Es importante tratar aquellas afecciones como pueden ser durezas, callosidades, uñas encarnadas, etc. Por ello, el profesional cualificado para tratar esto es el podólogo. Nunca se debe auto-tratar dichos problemas ya que podemos causar heridas o dañarnos. Se recomienda visitar al podólogo una vez al mes.

  • Utilizar zapatos y calcetines

Calzado apropiado para el pie diabéticoCon el calzado cerrado siempre hay que utilizar calcetines para evitar las rozaduras y ampollas en los pies. No se recomienda caminar descalzo ni siquiera cuando estamos en casa, porque podemos pisar algo que pueda dañar nuestros pies.

Con respecto al calzado a utilizar recomendamos un zapato cerrado que sea de la talla correcta para que no provoquen heridas. No usar zapatos con demasiado tacón, la altura adecuada de tacón es de 2 cm. Al comprar sus zapatos, hay que asegurarse de que son cómodos y la puntera no sea estrecha.

Por último, antes de ponerse el calzado tenemos que revisar si hay algún borde que pueda molestarnos y causarnos daño.

  • Cuidado con el calor

Es importante alejar los pies de cualquier fuente de calor directo, como son braseros/estufas, fogatas, radiadores, bolsas calientes, etc. Podemos provocar una quemadura y no sentir que nos estamos quemando.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar