Pie Diabético: todo lo que necesitas saber

01-08-2017

 

¿Qué es el pie diabético?

Es una complicación frecuente de la diabetes y constituye un problema de salud importante.

Existen diferentes mecanismos de aparición que llevan a la destrucción tisular e infección:

  • Neuropatía
  • Arteriopatía
  • Limitación de la movilidad articular

Pie neuropático:

Es un pie caliente, seco con hiperqueratosis o grietas por zonas y presenta venas dilatadas. La zona donde suele presentar úlceras es en la planta del pie.

Polineuropatía sensitiva: tiene un papel importante en la etiología de las úlceras neuropáticas del pie de diabético. Comienzan con quemazón y disestesia y evolucionan hacia una pérdida progresiva de la sensibilidad.

Osteoartropatía diabética: entraña una deformación progresiva e indolora del pie. Puede dar lugar a una osteonecrosis de los de los huesos del pie y/o a una deformación que es el pie de Charcot.

Polineuropatía motora: modifica la estática y la dinámica provocando sobrecarga de las cabezas de los metatarsianos, formando dedos en garra, hiperqueratosis y callosidades importantes sobre las que se hace una formación de bolsa sero-sanguinolienta, que se difunde a los tejidos profundos por efecto de la presión y cuando se abre puede llegar a infectarse provocando el mas perforante plantar.

Arteriopatía periférica:

Microangiopatía:

  • Shunts arteriovenosos
  • Trombosis capilares
  • Engrosamiento de la media

Macroangiopatía:

  • Enfermedad arterial periférica diabética
  • Oclusión arterias distales

Limitación de la movilidad articular:

Es el resultado de la rigidez de las estructuras articulares y de la piel, lo que produce un mal funcionamiento del pie durante la marcha lo cual puede inducir a la aparición de úleras en las zonas de presión.
Se puede determinar por una fase inicial mediante la exploración de la movilidad de los dedos.

"En el pie de diabético pueden existir infecciones sin que se observen signos clínicos"

Un diabético bien compensado no presenta aumento del riesgo de infecciones: Celulitis, Necrosis y Osteitis.
La Hiperglucemia favorece la susceptibilidad a las infecciones, y una infección produce un descompensación de la diabetes.

 

¿Cómo detectar un pie en riesgo?

El riesgo de lesión en un paciente diabético es probable en los siguientes ítems:

  • Edad avanzada
  • Signos clínicos de neuropatía y/o arteriopatía
  • Piel mal cuidada y falta de higiene
  • Antecedentes de úlcera o de lesión en el pie
  • Presencia de retinopatía o de nefropatía

Inspección del pie:

  • Uñas: encarnadas y onicomicosis
  • Lesiones interdigitales: micosis y maceración
  • Deformaciones oseas: dedos en garra
  • Hiperqueratosis localizada
  • Enrojecimiento, calor localizado
 

¿Cómo tratar un pie diabético?

Las úlceras en los pacientes con diabetes son una de las complicaciones más devastadoras y se estima que uno de cada seis pacientes con diabetes tienen probabilidades de desarrollar úlceras. Son un problema crónico y complejo que tiene un elevado impacto en la calidad de vida del paciente, con un elevado riesgo de amputación del miembro en caso de infección grave.

La causa de aparición de úlceras en el pie diabético es la combinación de varios factores: la neuropatía periférica (pérdida de sensibilidad en el pie y deformidades óseas por mal apoyo) y la arteriopatía periférica (falta de riego sanguíneo en los miembros inferiores).

Por su diferente etiología, los pies diabéticos se clasifican en 3 tipos:

Pie Diabético Neuropático:

Perdida de sensibilidad, mal apoyo plantar. Para sus tratamiento precisa estrategias de prevención de lesiones por mal apoyo y callosidades del pie, y cuidados específicos de la ulcera. Debe de ser valorado por un cirujano vascular para determinar la calidad del flujo sanguíneo distal.

Pie Diabético Isquémico:

Deficit de circulación arterial. Para su tratamiento es necesario incrementar el aporte de sangre en el pie, por lo que debe ser valorado inmediatamente por un equipo de cirugía vascular para determinar el grado de falta de circulación y la mejor estrategia para revascularizar el pie, ya que existe un elevado riesgo de amputación.

Pie Diabético Neuro-isquémico:

Combinación de problemas neurológicos y circulatorios. Es la situación de peor pronóstico. Precisa valoración de estrategias de revascularización por cirugía vascular y de recomendaciones específicas por un equipo de podología cualificado.

 

¿Cómo prevenir la amputación en un paciente que presenta un pie en riesgo?

Compensación de la diabetes: El control de la glucemia es muy importante en la lucha contra las infecciones.

Prevención de los factores de riesgo cardiovasculares: Abandonar el hábito del tabaquismo; tratamiento de las dislipidemias; Control de la tensión arterial (130/80).

Educación de los pacientes de riesgo:
- La educación dirigida al paciente es importante en la prevención de las úlceras y las amputaciones.
- La información proporcionada al paciente debe ser clara, precisa y completa si el objetivo es la modificación de los hábitos del paciente.

¿Cómo controlar la diabetes?

Consultar a la unidad de pie diabético, médico, enfermera y podólogo especializados, cualquier lesión por más pequeña que sea. Para contactar con la unidad del CMUC, llámenos al 981 101 781 o al 629 55 01 57. Si lo prefiere, mándenos un correo a través de un formulario pulsando aquí.

Higiene de los pies: lavar los pies diariamente y secarlos muy bien, sobre todo entre los dedos.

Controlar la temperatura del agua con la mano o un termómetro

Cambiar los calcetines diariamente, y que estos sean sin costuras, de lana o algodón, actualmente hay en el mercado calcetines especiales para diabéticos.

Inspección de los pies diariamente, de forma minuciosa y completa(planta y dorso de los pies, espacios interdigitales, uñas,...) buscando posibles lesiones (callosidades, grietas, micosis, etc.).

Tratamiento preventivo de las lesiones de los pies: hidratación diaria excepto entre los dedos para prevenir callosidades y durezas. No usar nunca callicidas, tijeras ni cuchillas para las callosidades.

Visitar al Podólogo con asiduidad y la prevención de callosidades, durezas, uñas encarnadas y engrosadas.

Evitar cualquier traumatismo llevando zapato adecuado que el profesional paute. No caminar nunca descalzo. Evitar fuentes de calor cerca de los pies (mantas eléctricas, estufas, radiador,...)

El calzado debe de adaptarse perfectamente a la forma del pie, estar libre de costuras y fabricado con material flexible, que sean anchos para dejar espacio a los dedos y largos, que se adapten a la vida diaria.

 

¿Cómo tratar las úlceras de pie diabético?

Toda úlcera del pie en un paciente diabético debe de ser diagnosticada y tratada por unidades especializadas, unidades de pie de diabético compuestas por médico especializado (angiólogo y cirujano vascular), enfermería especializada y podólogo.

Hay que tener en cuenta que una úlcera de pie de diabético puede llegar a la amputación del miembro, por lo que se debe de tratar desde el principio como algo importante por mínima que parezca la lesión.

Hay que tener en cuenta que toda actuación debe de efectuarse siguiendo la actuación de un equipo multidisciplinar.

Se debe de seguir tratamientos complementarios:

  • - Control de la diabetes: insulinoterapia si es necesario.
  • - Tratamiento de la infección: antibioterapia de amplio espectro, realización del antibiograma. Nunca antibiótico tópico.
  • - Tratamiento adecuado de la úlcera.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar