Prevención de UPP

29-11-2017

Antes de empezar vamos hacer un pequeño recordatorio de una úlcera por presión (UPP).

El problema de los carbohidratos en la diabetes

Es cualquier lesión de origen isquémico provocada por la presión, la fricción, la cizalla o la combinación de las mismas sobre un plano o prominencia ósea, que da lugar a un bloqueo sanguíneo en el tejido subyacente y como consecuencia de la isquemia se produce una degeneración rápida de los tejidos.

Para que se ha de existir una presión mantenida en el tiempo sobre el lugar donde aparece, lo que provocará el colapso de la circulación en la zona que acabará manifestándose como una herida.

Tipos de UPP

Las úlceras por presión pueden presentarse en 4 estadíos/ grados:

  • Grado I: Alteración observable de la piel íntegra, manifestándose como un eritema que no palidece al presionarlo, puede acompañarse de dolor, aumento de temperatura o consistencia del tejido.
  • Grado II: Pérdida parcial del grosor de la piel que afecta a la epidermis, la dermis o a ambas (en forma de abrasión, ampolla).
  • Grado III: Pérdida total del grosor de la piel que implica lesión o necrosis del tejido subcutáneo.
  • Grado IV: Pérdida total del grosor de la piel con destrucción extensa, necrosis del tejido o lesión en el músculo, el hueso o las estructuras de sostén.

Prevención

Estas son algunas recomendaciones que debemos seguir para evitar una UPP:

  • Mantener la piel intacta.
  • Aseo cada 24 horas general y parcial cuando sea necesario, con agua tibia, jabón ph neutro y secado sin realizar fricción.
  • La piel debe estar en todo momento limpia y seca, vigilando las incontinencias, la excesiva humedad y sudoración.
  • Realizar cambios posturales cada 2-3 horas siguiendo una rotación programada e individualizada que incluya siempre que se pueda el decúbito supino, la sedestación, el decúbito lateral izquierdo y el decúbito lateral derecho.
  • Examinar la piel sobre todo en zonas de presión, ver la hidratación si hay eritemas, maceraciones (crema barrera) para ello aplicamos ácidos grasos hiperoxigenados (Novamed Oil o Aceite de Ozoaqua) o crema como epaderm y procurar su completa absorción.

grasas grasas

  • No frotar o masajear excesivamente sobre las prominencias oseas
  • Evitar las arrugas en las sabanas.
  • Realizar cambiaos de pañal y en si fuese necesario sondar al paciente.
  • En las zonas más susceptibles de ulceración (Sacro, talón, trocánter y codos) proteger las prominencias óseas.
  • Usar colchones anti-escaras

grasas

  • Mantener el cuerpo alineado, distribución adecuada del peso y el equilibrio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar