Zonas mas comunes de las ulceras por presión y su tratamiento

10-12-2018

Las úlceras por presión son áreas de daño localizado en la piel y el tejido subyacente causadas por la presión o el roce, encontrándose diversos factores extrínsecos que influyen en su formación. No es solo la presión la que afecta a los tejidos, sino que la combinación junto con las fuerzas de cizallamiento, fricción y la humedad contribuyen a ablandarlos, afectando al flujo sanguíneo provocando las denominadas úlceras por presión.

Las localizaciones más frecuentes de aparición de UPP en España son las siguientes: En primer lugar, el sacro/coxis con un 30,7 % del total de las UPP analizadas. En segundo lugar el talón con un 28,6% del total, seguido por el trocánter (7%), maléolo (6,4%), glúteo (6,1%) y otras localizaciones como isquion, rodilla o pierna, dorso y dedos del pie y otras zonas con una incidencia mucho menor.

Áreas úlceras por presión
Áreas úlceras por presión

Para su prevención en nuestro equipo CMUC nos basamos:

  • En la realización de una valoración del riesgo a todos los pacientes con un déficit de movilidad o actividad (Escala de Braden) y clasificación, valorando al paciente en el ingreso, tras un hecho clínico relevante o un cambio en su estado y a intervalos regulares.
  • En la recomendación del uso de SEMP para redistribuir la presión que se utilizan como parte del tratamiento para reducir la presión, dando información y ofreciendo alternativas.
  • Información al paciente sobre estos dispositivos y que su uso no sustituye, al acto más importante; los cambios posturales.
Cambios posturalesSEMP: Los dispositivos de alivio de presión son superficies especiales de apoyo, diseñadas específicamente para el manejo de la presión en pacientes que presentan úlceras por presión (UPP) o bien presentan riesgo de padecerlas, incluyendo camas, colchones, cojines, protectores de talón y descargas entre algunos. NO OLVIDAR QUE ÉSTOS NO SUSTITUYEN A LOS CAMBIOS POSTURALES, SIENDO LA 1º RECOMENDACIÓN Y TRATAMIENTO PARA LAS UPP, ADEMÁS DE LA EDUCACIÓN SOBRE LA MOVILIZACIÓN DEL PACIENTE (uso de grúas y movilización con apoyo de sabanas).

 

En pacientes diabéticos o con disminución de sensibilidad, incluidos aquellos pacientes con deformidades, también podemos clasificarlos como pacientes de riesgo a padecer UPP, aplicando como dispositivos de prevención las ortesis de silicona.

CLASIFICACIÓN DE SUPERFICIES DE APOYO MANEJADA POR LA GNEAUPP.

Superficies estaticas:

  • Colchonetas-cojines estáticos de aire.
  • Colchonetas-cojines de fibras especiales (siliconizadas).
  • Colchonetas de espumas especiales.
  • Colchones-cojines viscoelásticos.

Superficies dinámicas:

  • Colchones-colchonetas-cojines alternantes de aire.
  • Colchones-colchonetas alternantes de aire con flujo de aire.
  • Camas y colchones de posicionamiento lateral.
  • Camas fluidificadas.
  • Camas bariátricas.
  • Camas que permiten el decúbito y la sedestación.

Para ver un listado de colchones pulsa aquí.

Requisitos para las superficies de apoyo:

Eficacia en la reducción o alivio de presión, aumentando la superficie de apoyo y facilitando la evaporación de la humedad además de provocar escaso calor al paciente, con capacidad de disminuir las fuerzas de cizallamiento. Por otro lado, y no por ello menos importante, que tenga buena relación coste-beneficio y que su manejo y mantenimiento sean sencillos.

Es recomendable utilizar en todos los niveles asistenciales, una superficie de apoyo adecuada según el riesgo detectado de desarrollar úlceras por presión y la situación clínica del paciente, pudiendo actuar, como superficies que reducen la presión, no necesariamente por debajo de los niveles que impiden el cierre capilar y como sistemas de alivio de presión, produciendo una reducción del nivel de la presión en los tejidos blandos por debajo de la presión de oclusión capilar, además de eliminar la fricción y cizallamiento. Aconsejando siempre en función al riesgo del paciente, nos encontramos;

  • Paciente de riesgo bajo: preferentemente superficies estáticas.
  • Pacientes de riesgo medio: preferentemente superficies dinámicas o superficies estáticas de altas prestaciones.
  • Pacientes de riesgo alto: superficies dinámicas.
  • Los pacientes de riesgo medio y alto deberán utilizar un cojín con capacidad de reducción de la presión mientras estén en sedestación.

Con respecto a las taloneras no encontramos evidencia científica y clasificación de ellas con alta recomendación, pero en CMUC intentamos ofrecer las mejores según nuestra evidencia clínica por ello utilizamos y recomendamos:

  • Usar dispositivos que disminuyan la presión, colocando protecciones locales: taloneras, y calcetines de algodón.
  • Para la protección local frente a la presión: utilizar apósitos de espuma de poliuretano no adhesiva con forma de talón. Estos son la mejor opción frente a la protección tradicional con algodón y venda, para prevenir las UPP (Evidencia alta).
  • Utilizar apósitos con capacidad para la reducción de la presión en prominencias óseas como el talón, para prevenir la aparición de UPP.

Los AGHO junto con los apósitos con capacidad de manejo de la presión (espumas de poliuretano) pueden ser de gran utilidad. Debe realizarse una protección especial de los talones. Los apósitos han demostrado mayor eficacia y tener mejor relación coste-eficacia que los vendajes almohadillados. Para ello, también se puede utilizar una almohada debajo de las pantorrillas para elevar los talones (talones flotantes), pero ante la imposibilidad aplicamos taloneras que cumplan los siguientes requisitos:

  • Permitan la inspección diaria de la piel y su uso durante varios días de forma fácil: inspección de la piel, variación de color o temperatura, edema e induración, además de valorar la humedad excesiva.): son la mejor opción frente a la protección tradicional con algodón y venda, para prevenir las UPP.
  • Elevación del talón completamente (liberándolo de toda carga) de modo que se distribuya el peso de la pierna a lo largo de la pantorrilla sin que se ejerza presión sobre el tendón de Aquiles, evitando la caída del pie (pie equino), manteniéndolo en ángulo recto con la pierna.
  • El uso de taloneras que no puedan crear nuevos puntos de presión en zonas adyacentes.
  • No aporten calor, humedad como aquellas que se utilizan con forraje de borrego.
  • Adaptada a las necesidades y calidad de vida del paciente; deambulación, peso etc
  • No solo sean capaces de aliviar la presión, sino el cizallamiento y fricción.

BIBLIOGRAFÍA

  • Valoración y manejo de las lesiones por presión para equipos interprofesionales. RNAO.3º edición Mayo 2016.
  • Role of multi-layer foam dressings with Safetac in the prevention of pressure ulcers: a review of the clinical and scientific data
  • Guía de recomendaciones basadas en la evidencia en Prevención y Tratamiento de las ÚLCERAS POR PRESIÓN EN ADULTOS.
  • Cuidados de enfermería en la prevención y tratamiento de las úlceras por presión.
  • Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP). Directrices Generales sobre Prevención de las Úlceras por Presión. Logroño. 2003
  • Guía de práctica clínica para el cuidado de personas con úlceras por presión o riesgo de padecerlas. Generalitat Valenciana.2012.
  • Guía para la Prevención y Manejo de las UPP y Heridas Crónicas. MINISTERIO DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD. 2015
  • GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA: PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS LESIONES POR PRESIÓN. AUTORES: SUBCOMISIÓN DE LESIONES POR PRESIÓN DEL HOSPITAL CLÍNICO UNIVERSITARIO LOZANO BLESA. ZARAGOZA 2013

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar