23/01/2020 CMUC

Se usan rayos X para crear una serie de imágenes de los vasos sanguíneos y el flujo de la sangre en el interior del cuerpo. Las imágenes se toman desde ángulos diferentes mediante un ordenador conectado a una máquina de rayos X. Se inyecta un contraste en una vena para que los vasos sanguíneos y el flujo de la sangre se vea más claro en la radiografía. Se usa para determinar si hay coágulos de sangre, aneurismas, bloqueos en las arterias, y otros problemas en los vasos sanguíneos.

close-link