enero 23, 2020 CMUC

El organismo se protege de la hipoxia, o elevada concentración de oxígeno, a través de dos mecanismos principalmente, y el primero de ellos consiste en la vasoconstricción periférica y el segundo se trata de la formación de radicales libres de 𝑂2. Este fenómeno de la vasoconstricción periférica también se da en la oxigenoterapia normobárica pero no tan acusado como en la OHB.