Calzado para diabéticos

19-02-2018

Soy diabético, ¿tengo que utilizar un calzado especial por ello? En este artículo contestaremos a esta pregunta tan frecuente.

No es raro ver a diario a personas diabéticas (y no diabéticas) utilizar un zapato inadecuado, por ejemplo, demasiado estrecho que oprima los dedos, con tacón excesivo en las mujeres, de un tejido de mala calidad, etc.

A veces nos dejamos llevar por la moda, preocupándonos de cómo es la forma del zapato, color, marca, etc., pero nos olvidamos de lo más importante: su funcionalidad.

Como hemos podido leer en posts anteriores, una persona con diabetes debe prestar un cuidado diario de sus pies y, por supuesto, utilizar un calzado que se adecue a sus necesidades.

Funciones que debe tener el calzado para diabéticos

  • Evitar zonas de presión excesiva: como hemos visto, el pie del paciente diabético es muy susceptible de sufrir ulceraciones en la piel, por ello es imprescindible que el zapato alivie dichas áreas de presión para evitar este problema.
  • Reducir el impacto del pie: es decir, tiene que evitar los impactos excesivos que se producen mientras caminamos y que ayude a reducir el movimiento dentro del calzado.
  • Proteger el pie del frío, agua, humedad, roces, etc.
  • Acomodar el pie y estabilizarlo: es muy importante esta función, ya que generalmente el pie del diabético sufre deformidades como dedos en garra, juanetes, amputaciones. Es importante que el calzado brinde estabilidad y evite el dolor cuando existan estas deformidades.

Tipos de calzado

Calzado protector:

Calzado protector

 

- Este calzado está diseñado para reducir las presiones del pie.
- Evita que se produzca una úlcera o la recidiva de una herida anterior.
- Se caracteriza por tener una profundidad extra para colocar cualquier soporte plantar y posee un tacón bajo.
- Actualmente hay gran variedad de calzados protectores, con diferentes durezas en su plantilla, para pacientes con poca/mucha deformidad, suelas más o menos rígidas, etc.

 

 

Calzado terapéutico:

Calzado terapéutico

 

 

- Este tipo de zapato está destinado a aliviar la presión sobre la lesión o úlcera.
- Cuando existe una úlcera en el pie es necesario utilizar este tipo de zapatos a medida tipo roller o rocker.
- Es vital su uso para disminuir las presiones y favorecer la curación de la úlcera, ya que cuando disminuimos el apoyo reducimos el mecanismo por el cual se ha producido dicha úlcera.

 

 

 

Recomendaciones con el calzado

  • Debe estar hecho de materiales suaves, evitar que sean demasiado rígidos o que tengan costuras que puedan provocarnos rozaduras.
  • Elegir la talla correcta. Puede que suena a obviedad, pero tenemos tendencia a que el pie se adapte al zapato y esto es incorrecto. Si escogemos una talla inadecuada podemos producir roces y fricciones en los pies y como consecuencia las úlceras.
  • La puntera debe ser ancha y no estrecha para evitar que rocen los dedos
  • El tacón no debe superar los 4 cm
  • Debe tener un sistema de anclaje correcto, ya sea velcro, cordones, etc. Esto es importante porque va a ajustarse al pie y va a permitir la marcha del paciente.
  • Usar siempre calcetines cuando se utilice el calzado. Si son de colores claros mejor, ya que, si se produce una herida, el color de la sangre se visualiza mejor en un calcetín de color claro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar