Uso del K-Láser para la onicomicosis

22-08-2017

¿Qué es el K-Láser?

El K-Láser es el primer dispositivo terapéutico que emplea la luz azul, la cual tiene una gran afinidad por la hemoglobina y melanina y gran efecto antibacteriana.

 

¿Cuáles son sus usos?

La aplicación de laserterapia se usa favorecer el proceso de cicatrización de heridas, en la reducción del dolor y disminución de infección. Además de en el tratamiento de úlceras de pie diabético, UPP, quemaduras, tratamiento de la onicomicosis, helomas, papilomas, fisioterapia y osteopatía.

En este primer artículo nos vamos a centrar en el uso del K-Láser y la onicomicosis.

¿Qué es la onicomicosis?

Es una infección fúngica (hongos) que afecta a la uña, considerándose una de las afecciones más frecuentes. Produce engrosamiento de la uña, decoloración, deformidad de la lámina ungeal, dolor, etc.. Puede estar causada por hongos, levaduras o mohos.

 

¿Cómo podemos prevenir la onicomicosis?

Los factores que suscitan la aparición de hongos son los entornos en los que hay humedad y calor. Por lo que un calzado que no transpire, esté cerrado y se produzca la sudoración será un factor predisponente. Podemos tomar una serie de medidas para evitar la onicomicosis:

  • Lavar y desinfectar los pies todos los días

  • Evitar la humedad. Si hay sudoración excesiva podemos utilizar polvos secantes.

  • Utilizar calcetines de algodón. Podemos hacer varios cambios de calcetines al día si es necesario.

  • Usar chanclas en lugares públicos como piscinas, gimnasios, etc.

  • Utilizar zapatillas que transpiren.

 

¿Y si... Ya tengo ONICOMICOSIS?

Como anteriormente hemos explicado, el K-Láser es muy eficaz en la eliminación de estos microorganismos, siendo una terapia rápida y fácil de usar, no es invasiva, no tiene efectos secundarias y junto a tratamientos tópicos como el Naloc aumenta la eficacia eliminando el hongo de forma rápida y sencilla sustituyendo a los tratamientos largos y poco efectivos de las lacas antimicóticas.

 

¿En qué consiste?

El tratamiento inicial se basa en varias sesiones de K-Láser, en un intervalo de 7-15 días dependiendo del grosor de la uña. Dependiendo del grado de afectación de la lámina ungeal, serán necesarias más o menos sesiones. Normalmente con 5/6 sesiones y junto con el tratamiento tópico, en este caso el Naloc, el cual debe usarse una vez al día, el hongo desaparece. Entre sesión y sesión se realiza un fresado de la uña para rebajar el grosor de la lámina y así conseguimos más efectividad en la terapia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar