Día Mundial de la Osteoporosis 2020

20/10/2020
Posted in Noticias
20/10/2020 CMUC

La osteoporosis se denomina epidemia silenciosa porque no manifiesta síntomas hasta que la pérdida de hueso es tan importante como para que aparezcan fracturas. Las fracturas más frecuentes son las vertebrales, las de cadera y las de la muñeca (fractura de Colles o extremo distal del radio). La fractura de cadera tiene especial importancia ya que se considera un acontecimiento grave debido a que requiere intervención quirúrgica, ingreso hospitalario y supone para el paciente una pérdida de calidad de vida, aunque sea por un periodo corto de tiempo.

Que es la osteoporosis (1–3)

La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Así, los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

En el interior del hueso se producen durante toda la vida numerosos cambios metabólicos, alternando fases de destrucción y formación de hueso. Estas fases están reguladas por distintas hormonas, la actividad física, la dieta, los hábitos tóxicos y la vitamina D, entre otros factores.

En condiciones normales, una persona alcanza a los 30-35 años una cantidad máxima de masa ósea (“pico de masa ósea”). A partir de ese momento, existe una pérdida natural de masa ósea.

Causas de la osteoporosis (1-3)

Las mujeres tienen más frecuentemente osteoporosis por varios motivos: su pico de masa ósea suele ser inferior al del varón y con la menopausia se acelera la pérdida de hueso (osteoporosis posmenopáusica).

Existen muchas otras causas de osteoporosis: alcoholismo, fármacos (glucocorticoides, tratamiento hormonal utilizado para el tratamiento de cáncer de mama y de próstata…), enfermedades inflamatorias reumáticas, endocrinas, hepáticas, insuficiencia renal, entre otras.

Prevalencia (1-3)

La osteoporosis severa representa una enfermedad de alta mortalidad y morbilidad. En esta revisión se describen el reconocimiento de lo que constituye y causa la osteoporosis grave y la intervención agresiva con agentes farmacológicos con evidencia para reducir el riesgo de fractura.

Esta enfermedad afecta principalmente a mujeres después de la menopausia, aunque también puede hacerlo antes o afectar a hombres, adolescentes e incluso niños. A partir de los 30-35 años comienza en las mujeres la perdida de pequeñas cantidades de hueso, de hecho, algunas enfermedades o algunos hábitos de vida pueden incrementar esta pérdida.

En concreto, en España, aproximadamente 2 millones de mujeres padecen osteoporosis, con una prevalencia en la población postmenopáusica del 25% (1 de cada 4). Se estima que esta enfermedad es la causante de unas 25.000 fracturas cada año. Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura por osteoporosis en su vida.

Diagnóstico (3,4)

Aunque sea una enfermedad silenciosa, actualmente los reumatólogos cuentan con un gran abanico de herramientas para su diagnóstico precoz y así adaptar el tratamiento, bien para prevenir la pérdida de masa ósea o para combatir la osteoporosis.

Existen hábitos de vida que pueden ayudar a mejorar la calidad del hueso como son:

  • Una adecuada ingesta de calcio. La cantidad concreta de Calcio varía con la edad, pero muchos adultos necesitarán de 1.000 a 1.500 mg al día. Esta ingesta se puede realizar con alimentos naturales ricos en calcio (sobre todo la leche y sus derivados) o como suplementos en forma de medicamentos (sales de calcio). En este último caso deberá existir un control de su médico sobre la cantidad y la pauta de administración.
  • Ingesta de vitamina D ya que es una sustancia fundamental para el hueso. Sus necesidades diarias se consiguen fundamentalmente por la formación de la misma en la piel cuando recibe el efecto de la irradiación solar. Por ellos en las ciudades o países que no disponen de muchas horas de sol, se recomienda la toma de vitamina D por vía oral o intramuscular en algunos otros casos.
  •  Aporte suficiente de magnesio.
  •  Ejercicio físico. Dado a que la presión, incluido el apoyo del peso, es necesaria para el crecimiento del hueso, la inmovilización o los períodos sedentarios prolongados producen pérdida ósea. Un índice de masa corporal bajo predispone a la pérdida de masa ósea.
  • No fumar y evitar el alcohol.

Tratamiento (4-6)

El objetivo del tratamiento de la osteoporosis es la reducción del número de fracturas por fragilidad.

Como medida generalizada se recomienda mantener hábitos de vida saludable, como una dieta equilibrada rica en calcioabandonar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, así como realizar ejercicio diariamente con control para evitar caídas. Además, algunas personas pueden requerir suplementos de calcio y vitamina D como hemos indicado anteriormente.

  1. El tratamiento antirresortivoes aquel que evita la pérdida de masa ósea. Dentro de este grupo se incluyen fármacos como:
    • Los bifosfonatos (alendronato, risedronato, zoledronato…), denosumab,
    • Los Moduladores selectivos de receptores de estrógenos como el raloxifeno, bazedoxifeno y los estrógenos.
  1. El tratamiento osteoformador, como su nombre indica, estimula la formación de nuevo hueso y dentro de este grupo se incluye la teriparatida.
  2. Por último, el fármaco que presenta un mecanismo de acción mixto,es decir, antiresortivo y osteoformador, es el ranelato de estroncio.

No obstante, el reumatólogo valorará las características del paciente, sus antecedentes patológicos y los factores de riesgo de osteoporosis y decidirá en cada situación cuál es el fármaco más adecuado en cada caso.

Clasificación (7)

  1. Osteoporosis primaria

Más del 95% de los casos de osteoporosis en mujeres, y alrededor del 80% en hombres son primarios. La mayoría de los casos ocurren en mujeres posmenopáusicas y en hombres mayores. La insuficiencia gonadal es un factor importante en hombres y mujeres. Otros factores que podrían acelerar la pérdida ósea en pacientes con osteoporosis primaria incluyen una baja ingesta de calcio, bajos niveles de vitamina D, algunos fármacos e hiperparatiroidismo. Algunos pacientes tienen una ingesta inadecuada de calcio durante los años de crecimiento de los huesos de la adolescencia y por lo tanto nunca alcanzan la masa ósea máxima.

El principal mecanismo de pérdida ósea es el aumento de la resorción ósea, que produce una disminución de la masa ósea con deterioro de la microarquitectura del hueso. Pero en algunos casos puede haber una alteración en la formación del hueso. Los mecanismos de pérdida ósea incluyen los siguientes:

  • Cambios locales en la producción de citocinas de resorción ósea, como un aumento en citocinas que estimulan la resorción ósea
  • Alteración de la respuesta de formación durante la remodelación ósea (probablemente debida a una reducción en el número y actividad de los osteoblastos relacionada con la edad)
  • Otros factores como una disminución de los factores de crecimiento locales y sistémicos
  1. Osteoporosis secundaria

La osteoporosis secundaria representa < 5% de los casos de osteoporosis en mujeres y alrededor del 20% en hombres. Las causas (ver Causas de osteoporosis secundaria) también pueden acelerar la pérdida ósea y aumentar el riesgo de fracturas en pacientes con osteoporosis primaria.

Los pacientes con enfermedad renal crónica pueden tener varias razones para una baja masa ósea, incluyendo hiperparatiroidismo secundario, hiperfosfatemia, deficiencia de calcitriol, alteraciones de la calcemia y la concentración sérica de vitamina D, osteomalacia y trastornos por bajo recambio óseo (enfermedad del hueso adinámico).

Signos y Síntomas (7)

Los pacientes con osteoporosis son asintomáticos a menos que se haya producido una fractura. Las fracturas no vertebrales son típicamente sintomáticas, pero cerca de dos tercios de las fracturas vertebrales por compresión son asintomáticas (aunque los pacientes pueden tener dolor de espalda crónico subyacente debido a otras causas, como la artrosis). Una fractura por compresión vertebral sintomática comienza con dolor agudo que no irradia y es agravado en la posición de pie, puede acompañarse de dolor espinal puntiforme y suele ceder luego de 1 semana. Sin embargo, puede quedar dolor residual durante meses o ser constante.

Las fracturas torácicas por compresión múltiples producen cifosis dorsal, con exageración de la lordosis cervical (joroba de viuda). La sobrecarga anormal sobre los músculos y ligamentos de la columna puede causar dolor crónico sordo y continuo, en especial en la parte inferior de la espalda. Los pacientes pueden tener dificultad para respirar debido a la disminución del volumen intratorácico o a saciedad precoz a la compresión de la cavidad abdominal dado que la caja torácica se aproxima a la pelvis.

Prevención de fracturas relacionadas con la osteoporosis (4-7)

En general, las lesiones óseas se producen por traumatismos. Las fracturas por fragilidad ocurren raramente en niños, adolescentes, mujeres premenopáusicas, u hombres < 50 años con función gonadal normal y sin causa secundaria detectable, incluso en aquellos con baja masa ósea. Estos casos raros se consideran osteoporosis idiopática.

Debido a las diferencias en los mecanismos traumatológicos, en la incidencia de las fuerzas y en las propiedades biomecánicas de los huesos, se pueden presentar distintos patrones de fractura. El tratamiento de las fracturas puede efectuarse con métodos conservadores o quirúrgicos, cuyo objetivo es restaurar tanto la forma como la función.

Después de establecer el correspondiente diagnóstico clínico y de imágenes, las secuencias terapéuticas cruciales residen en la reposición anatómica de los fragmentos óseos con posterior inmovilización para permitir la cicatrización del hueso. La inmovilización puede conseguirse con medidas “externas” (férulas, escayolas, fijadores) o con osteosíntesis.

En función del tipo de punto de fractura se producen diferentes patrones de cicatrización ósea.

Durante la cicatrización, ha de producirse una neoformación ósea en el punto de fractura, la cual suele llevar a la restitución e integridad sin complicaciones. Es necesario elegir y adaptar la modalidad terapéutica adecuada en cada caso en particular. En este contexto, el seguimiento terapéutico, así como las estrategias de rehabilitación ocupan una relevancia en traumatología.

Por lo que la Prevención de fracturas es de vital importancia en estos pacientes.

Muchos pacientes mayores tienen riesgo de caídas por falta de coordinación, mala visión, debilidad muscular, confusión y por uso de agentes que producen hipotensión postural o alteran la sensibilidad. Los ejercicios de fortalecimiento central pueden aumentar la estabilidad. Es importante educar al paciente acerca del riesgo de caídas y fracturas, tomar medidas de seguridad en la vivienda, y desarrollar programas individuales para aumentar la establidad física y atenuar el riesgo para prevenir fracturas.

Así mismo es de suma importancia, el tratamiento con soporte ortopédico, analgésicos y (si hay espasmo muscular importante), calor húmedo y masajes. Los ejercicios de fortalecimiento central son útiles para los pacientes que tienen dolor y una fractura previa ya curada.

El dolor crónico puede aliviarse mediante un dispositivo ortopédico y ejercicios para fortalecer los músculos paravertebrales. Debe evitarse levantar cosas pesadas.

El reposo en cama debe ser mínimo y debe incentivarse la realización de ejercicios en bipedestación cuidadosamente diseñados para el paciente.

A modo resumen sobre la osteoporosis:

Los objetivos de la prevención son dobles: preservar la masa ósea y prevenir fracturas. Las medidas preventivas están indicadas en las siguientes condiciones:

  • Mujeres posmenopáusicas
  • Hombres mayores
  • Pacientes que tienen osteopenia
  • Pacientes que reciben corticosteroides sistémicos en altas dosis y/o durante largos períodos
  • Pacientes con osteoporosis
  • Pacientes con causas secundarias de pérdida ósea
  • INFORMAR AL SANITARIO, especialmente al dentista, el uso de bibosfonatos, ya que pueden necrosis ósea durante algún proceso dental.

Las medidas preventivas para todos estos pacientes incluyen la ingesta adecuada de vitamina D y calcio, ejercicios en bipedestación, prevención de caídas, y otras formas de reducir el riesgo (p. ej., evitar el tabaco y limitar el alcohol). Además, se indica tratamiento farmacológico a pacientes que tienen osteoporosis o que tienen osteopenia si presentan un mayor riesgo de fractura y los que consumen glucocorticoides. La terapia con medicamentos incluye los mismos fármacos utilizados para el tratamiento de la osteoporosis.

Es de suma importancia educar a los pacientes y la comunidad acerca de la importancia de la salud ósea.

Bibliografia:

  1. Qué es la Osteoporosis: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento [Internet]. Inforeuma. [citado 5 de octubre de 2020]. Disponible en: https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/osteoporosis/
  2. Sistema óseo y esquelético: desde la embriología hasta la osteoporosis: Parte 2: bases de traumatología, cicatrización de heridas y principios de la osteosíntesis – Dialnet [Internet]. [citado 5 de octubre de 2020]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5985012
  3. Orimo H, Hayashi Y, Fukunaga M, Sone T, Fujiwara S, Shiraki M, et al. Diagnostic criteria for primary osteoporosis: year 2000 revision. Journal of Bone and Mineral Metabolism. 2001;19(6):331-7.
  4. Duaso E, Casas Á, Formiga F, Lázaro del Nogal M, Salvà A, Marcellán T, et al. Unidades de prevención de caídas y de fracturas osteoporóticas. Propuesta del Grupo de Osteoporosis, Caídas y Fracturas de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Revista Española de Geriatría y Gerontología. 1 de septiembre de 2011;46(5):268-74.
  5. Srivastava M, Deal C. Osteoporosis in elderly: prevention and treatment. Clinics in Geriatric Medicine. agosto de 2002;18(3):529-55.
  6. Miller PD. Management of severe osteoporosis. Expert Opinion on Pharmacotherapy. 2016;17(4):473-88.
  7. Osteoporosis – Trastornos de los tejidos musculoesquelético y conectivo [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. [citado 5 de octubre de 2020]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/trastornos-de-los-tejidos-musculoesquel%C3%A9tico-y-conectivo/osteoporosis/osteoporosis
Resumen
Día mundial de la osteoporosis 2020
Nombre del artículo
Día mundial de la osteoporosis 2020
Descripción
Con motivo del Día Mundial de la Osteoporosis, que se celebra el 20 de octubre, los expertos recuerdan que la osteoporosis es una enfermedad epidemia silenciosa, no manifiesta síntomas hasta que la pérdida de hueso es tan importante como para que aparezcan fracturas.
Autor
Publisher Name
CMUC
Publisher Logo
,