Ozonoterapia en ¿úlceras?

09-10-2017

¿Qué es el Ozono?

Es una sustancia (gas) cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno (O3). Es un gas de olor acre e incoloro que, a grandes concentraciones, puede volverse ligeramente azulado y si se inspira en grandes cantidades puede provocar irritación de ojos o de garganta que se pasa al respirar aire fresco.

Es el modo de oxidación más importante en la actualidad. Con un poder bactericida mayor que el del cloro u otros tipos de gases. Su alto poder oxidante hace que se elimine parásitos, virus, bacterias, hongos, mohos, esporas, etc.

Aplicaciones del Ozono

Sus propiedades desinfectantes y desodorizantes han hecho posible que se hayan desarrollado múltiples aplicaciones para el ozono, tanto en el ámbito doméstico como en el empresarial e industrial, pero también se ha demostrado que es muy eficaz en la terapia y prevención de un importante número de enfermedades, lo que ha dado lugar a la llamada OZONOTERAPIA.

El uso de ozono terapéutico es muy extenso, pero nosotros nos vamos a centrar en las propiedades cicatrizantes que posee para la curación de ulceras.

Encontramos varias formas de administración, inyectable, vía hemática o endovenosa, aplicación rectal o incluso vaginal y por vía tópica. En nuestro caso lo usaremos de forma percutánea:

¿Cómo administramos el Ozono para la curación de úlceras?

Introduciremos la zona a tratar en una bolsa especial e insuflaremos una mezcla de oxígeno-ozono adecuada para conseguir el efecto deseado. Se realizara insuflaciones con una concentración de 40 mg de ozono/L de oxígeno en periodos de 20 minutos tres veces a la semana.

Ozonoterapia en úlceras crónicas y heridas en la piel

El ozono actuará destruyendo los patógenos anaeróbicos, aumentando la función de los leucocitos, revirtiendo la hipoxia localizada y estimulando la síntesis de colágeno. El resultado es la granulación del lecho de la herida, la formación de colágeno fuerte y el cierre de la herida. Esto es usado principalmente en patología vascular (gangrena, ulceraciones, cicatrización y desinfección de heridas, heridas de pacientes diabéticos, etc).

Además de usar el ozono directamente en la herida también podemos usarlo junto con aceites y cremas ozonizadas (ozoaqua oil) ayudando a que la herida vuelva a su fase de cicatrización final, remodelando el tejido cicatrizal y acortando el tiempo en pacientes ancianos y/o diabéticos

Si quieres saber más información sobre la ozonoterapia, pincha aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies aceptar